La Iglesia Santa Catalina y la Torre de Guzmán se verán envueltos en el nuevo proyecto de iluminación artificial

La Iglesia Santa Catalina ubicada en la Plaza Homónima de Conil de la Frontera, cuya construcción se remonta al siglo XV, y la Torre de Guzmán construida por Alfonso Pérez de Guzmán en el siglo XIV, se verán envueltos en el nuevo proyecto de iluminación LED de alta eficiencia.

Ambos monumentos históricos de la ciudad se embarcarán en el proyecto de renovación del sistema de iluminación, cuyo objetivo principal es ampliar las posibilidades de la iluminación a través de la implementación de las nuevas tecnologías diseñadas para equipar los monumentos.

El proyecto será realizado por el colaborador Lledó, el cual pone el foco en la iluminación artificial de los edificios históricos, contando con tres requisitos imprescindibles: 

1. Respectar el “criterio de reversibilidad”, para que pueda ser retirado sin crear daños inalterables del edificio.

2. Asegurar la integración formal del entorno.

3. Garantizar la inocuidad como agente “foto químico”. 

¿Qué beneficios tiene la iluminación Led de alta eficiencia?

La iluminación LED ha sido creada como una alternativa a las lámparas y bombillas actuales, ofreciendo numerosas ventajas como la reducción en el consumo entre un 90-30% de energía.

Ventajas:

  • Bajo consumo de energía.
  • Vida útil superior a otro tipo de lámparas.
  • Menor tamaño.
  • Emiten menos calor.
  • Índice de reproducción cromática bajo.
  • Compatibles con instalaciones fotovoltáicas.
  • El número de encendidos no afecta a su vida útil.
  • Encendido en menos de 1 milisegundo.

La arquitectura respetará tanto el sistema constructivo como los materiales de estos envolventes, singulares e históricos edificios. En primer lugar, se realizará un estudio de iluminación, teniendo presentes las técnicas actuales en materia de sostenibilidad y eficiencia energética, tendentes al ahorro de energía mediante la optimación de la misma.

Para ello, se empleará iluminación indirecta con el fin de llenar los espacios con luz envolvente e iluminación directa de acentuación. Así, se verá iluminado y destacado partes de la Iglesia como paredes históricas con apliques de pared, entre otros rincones destacables.

El proyecto incluye la realización de tareas de conservación y mantenimiento, así como la adaptación de la instalación a las normativas vigentes. La propuesta incluye proyectores con tecnología LED de última generación, sustituyendo los proyectores de vapor de sodio existentes, mediante la instalación de unidades del prestigioso fabricante BEGA. Todo para realizar un proyecto de calidad, con garantía ofrecida, precio competitivo y un incremento de la eficacia y eficiencia de la misma. 

Lledó, destaca la iluminación artificial como: “imprescindible para el uso de los espacios históricos y una arquitectura sin uso, está condenada a la desaparición”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.